Regresa la degustación decana de La Rioja

La plaza principal se transforma en un gran comedor.
La plaza principal se transforma en un gran comedor.

El chorizo, producto estrella del Alto Najerilla, acaparará mañana la atención de miles de visitantes que se acercarán hasta Baños para cumplir con esta sabrosa tradición que celebra ya 44 años

Sergio Moreno Laya
SERGIO MORENO LAYALogroño

Es una técnica de cocción que surgió de las mismas fábricas chacineras de Baños de Río Tobía. En ellas, a la hora del almuerzo, los trabajadores tiraban de lo que tenían a mano: chorizo fresco, agua y un pequeño hornillo para llevarla al punto de cocción. En escasos minutos tenían su almuerzo listo. Chorizo escaldado. Nada de frito ni asado. Escaldado. Por tanto, más jugoso, menos graso y amable con la digestión. Almuerzo cumplido y a seguir con la faena del día. Décadas después, Baños de Río Tobía celebra por todo lo alto esta herencia en lo que ya es el festival gastronómico más veterano de La Rioja, volviendo a demostrar que en el Alto Najerilla adoran eso de festejar con todos sus productos estrella y a ser posible en buen y gran compañía. Baños -con el chorizo- y Bobadilla -con la trucha- pueden presumir de tener dos de los eventos gastronómicos más tradicionales de la región.

Relacionadas

El Festival Gastronómico del Chorizo de Baños maneja unas cifras muy considerables. En la edición del año pasado 16.000 personas se dieron cita el fin de semana anterior al inicio de San Mateo para degustar este bollo de chorizo escaldado. En total se repartieron 14.000 raciones, donadas por las fábricas chacineras que llevan más de un siglo trabajando este producto en esta zona privilegiada para el secado de los embutidos. Miles de visitantes volverán a reunirse en este evento que desde lo gastronómico está ya reconociéndose como un hecho cultural y de ocio, a través de un programa de actos cada año más complejo e imaginativo.

Baños de Río Tobía es un municipio del entorno rural riojano que ha logrado evitar un hecho imparable y realmente preocupante como es la despoblación en favor de la capital. En Baños a principio del siglo XX había censados 900 habitantes. Ahora, en 2017, son 1.600 los vecinos que disfrutan de la vida en este paraje del valle del Najerilla. «Las fábricas de embutido han permitido fijar población. Al haber trabajo la gente no se tiene que ir a otros lugares para ganarse la vida», apunta con orgullo y agradecimiento el alcalde la localidad, David Villoslada.

Baños ha evitado la temida despoblación gracias al curado de chorizos y jamones.

Las empresas chacineras de Baños donan las más de 14.000 raciones

Es por ello que en Baños tienen motivos suficientes para celebrar una fiesta alrededor de su producto estrella, el chorizo. Lo hacen con orgullo y cariño, y lo presentan desde el trabajo conjunto de muchas personas para que un día como el de mañana salga todo perfecto.

A las 12.00 horas

El festival comenzará como es habitual a las 12.00 horas con el reparto de bocadillos de chorizo escaldado, adaptados también para las personas celiacas, un embutido preparado de forma especial por las empresas chacineras del municipio. Cada ración de chorizo que se reparta irá acompañada de una jarrita con vino de Rioja para conmemorar el Festival del Chorizo.

Así se cumple con la tradición que la peña Los Claveles arrancó en el año 1973, en una primera edición sólo para los miembros de la peña, que observaron la posibilidad real de abrirla, primero al resto del pueblo y después a toda la comunidad. Hoy es la peña Virgen de Los Parrales la que hace posible, junto a las empresas chacineras, este festival.

Fotos

Vídeos