El recetario de una conquista

El vino. Tyrion Lannister desmuestra ser un gran amante del vino. /L.R.
El vino. Tyrion Lannister desmuestra ser un gran amante del vino. / L.R.

Los platos de los Siete Reinos y al otro lado del Mar Angosto

Sergio Moreno Laya
SERGIO MORENO LAYALogroño

Juego de Tronos' es un drama que camina sobre un universo inmersivo. El espectador se sienta a ver el espectáculo que desfila ante sus ojos absorto por la agilidad y profundidad narrativa del relato basado en la prosa épica de George R.R. Martin. Una prosa que le permite describir en sus libros platos con total concreción. «A falta de otros libros, (Tyrion) empezó a releerlos. La historia de la esclava era la peor escrita, pero también la más absorbente, y fue la que eligió aquella noche para acompañar la cena a base de remolachas con mantequilla, guiso frío de pescado y unas galletas que se podrían usar de armas arrojadizas». O la escena que creó con el famoso pollo a la miel: «'¿Otra vez tienes hambre?', preguntó. Todavía quedaba medio pollo a la miel en la mesa. Jon fue a arrancarle un muslo, pero se le ocurrió una idea mejor. Pinchó la pieza entera y la dejó caer al suelo, entre las piernas. Fantasma la devoró en un silencio salvaje». Plato tras plato, el autor repasa cada receta con el objetivo claro de definir cada uno de los reinos o casas por aquello que comen.

El comercio de frutas y verduras en Desembarco del Rey.
El comercio de frutas y verduras en Desembarco del Rey. / EFE

En el Reino del Norte, gobernado desde Invernalia, el clima frío cubre de nieve la tierra incluso en las estaciones más calurosas. Por eso, la comida en estas tierras es contundente y energética: los guisos de venado con cebada, empanadas de ave o carne asada son muy comunes entre sus cocinas.

Guía

Un receta por cada una de las casas de 'Juego de Tronos'
El Norte y el Muro
Pasteles de ternera y bacon.
Desembarco del Rey
Ensalada Sansa.
Las Tierras de los Ríos
Guiso cremoso de pescado.
Las Tierras de la Tormenta
Pincho de cordero.
El Dominio
Sopa de pétalos de rosa.
Dorne
Hummus.
Al otro lado del Mar Angosto
Cabrito picante con miel.

La región de El Dominio, gobernada desde Altojardín, es una de las más fértiles de los Siete Reinos. Por ello, la producción de frutas y verduras en los huertos y prados que rodean al castillo dan lugar a multitud de recetarios posibles, siempre con toques florales, frescos y llenos de color.

En Desembarco del Rey convive la alta sociedad ligada a la Corona con una gran masa de población muy humilde donde se entremezclan numerosas culturas. Esta situación se ve reflejada en la gastronomía de la zona. Sopas y cremas de aire medieval, como la sopa de calabaza, de cebada, de setas y caracoles o de castañas no suelen faltar en comidas y cenas. También son habituales las ensaladas como la que degusta Sansa en alguna ocasión, a base de espinacas con hierbas frescas, flores, ciruelas y frutos secos. Las tartas saladas son otro plato habitual de Desembarco, tanto las vegetales como las rellenas con pescado, quesos o carne de ave.

Grandes banquetes en los que conspirar... y andarse con mucho ojo.
Grandes banquetes en los que conspirar... y andarse con mucho ojo. / L.R.

En el Reino de las Islas y los Ríos, tierras frías y muy húmedas, apuestan por las sopas de algas con mariscos y pescados. En el Principado de Dorne, una región gobernada desde Lanza del Sol por los antiguos príncipes de la Casa Nymeros Martell, los guisos son menos abundantes y optan por recetas más sencillas como un pan plano acompañado de pasta de garbanzos, aceitunas negras, queso y verduras.

Complejos maridajes

El Viejo Oso era muy maniático en lo relativo al vino especiado: tanta canela, tanta nuez moscada y tanta miel, ni una gota más. Pasas, bayas y frutos secos, pero nada de limón, que era la herejía más repugnante del sur... Así se describe en la novela ese brebaje al que llaman vino caliente. Dicen que mejor acompañado de pastel de ternera y beicon, uro asado con puerros o galletas de miel medievales.

Es denso y fuerte, sin la dulzura de muchos vinos calientes modernos. Para complacer al Viejo Oso añaden uvas pasas, arándanos rojos y almendras a la receta del siglo XIV, creando la bebida ideal para montar guardia en el Muro toda la noche. Un vino más amable es el que suele alargar las noche de Tyrion Lannister, apasionado del vino. Tanta presencia tiene que ya hay una interpretación del vino de la saga. De sello americano.

El universo de 'Juego de Tronos' no termina con los Siete Reinos. El Mar Angosto separa el continente de Poniente con Essos, las tierras del este donde se localizan las llamadas Ciudades Libres y los territorios de los Dothraki. En este continente conviven culturas muy diferentes y ofrecen particularidades que las hacen únicas respecto a las costumbres de Poniente. En general son tierras muy cálidas, húmedas, y la mayoría de las capitales se sitúan en la costa. Lo habitual: sardinas fritas o a la brasa, o capón asado con vegetales caramelizados, frutas y todo tipo de dulces.

Fotos

Vídeos