La Quesería Aranga se lleva el premio al Mejor Cabrales del 2017

El queso Cabrales sigue teniendo clientes muy fieles. :: l.R./
El queso Cabrales sigue teniendo clientes muy fieles. :: l.R.

La Sidrería Couzapín de Madrid vuelve a hacerse con la pieza al abonar 3.300 euros por este gran queso asturiano

REDACCIÓN

Ya se conoce quién elabora el mejor Cabrales del año en los Picos de Europa. La quesería Arangas se alzó ayer con el galardón dos años después de haberlo conseguido por última vez, lo que la convierte en una de las más laureadas de los últimos años, ya que también tiene el honor de haber conseguido el premio al 'Mejor Queso de España' en el 2013, otorgado por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente. El segundo puesto en esta XLVII edición del Certamen del Queso de Cabrales fue para la quesería Los Puertos y el tercero para Valfríu, que también se llevó el premio al mejor lote.

Arenas de Cabrales, en Asturias, acogió ayer uno de los encuentros queseros con más tradición y más reconocido a nivel nacional. Dieciocho elaboradores, uno más que el año anterior, ofrecieron más de 1.600 kilos de productos a los miles de asistentes, que pudieron disfrutar durante todo el día de tapas y pinchos con Cabrales y muchos quesos que fueron volando de los puestos según avanzaba la jornada.

Fueron muchas las personas que se acercaron hasta esta localidad asturiana para adquirir alguna pieza de esos quesos únicos madurados en las cuevas naturales inscritas en la Denominación de Origen Protegida para intentar llevarse el premio al mejor queso o al mejor lote, premio también importante que otorga el jurado tras pasar por todos los puestos a primera hora observando el aspecto visual que presentan y puntuando en conjunto los quesos que se venden en el certamen.

La subasta

Tras la entrega de premios tuvo lugar la esperada subasta. El alto precio pagado el año pasado por la sidrería Couzapín de Madrid disuadió a muchos hosteleros de intentar el asalto al queso ganador, siendo el más valiente el propietario del restaurante La Cabana de Oviedo. Aún así, el queso se ha vuelto a ir para Madrid y se podrá degustar en las próximas semanas de nuevo en las sidrerías Couzapín y Carlos Tartiere, propiedad de los reconocidos hermanos Rubio.

Esto vuelve a demostrar que el Cabrales goza de una excelente salud y el año espera cerrarse con muy buenas cifras de ventas. Siempre que se adquiera en cualquier época del año hay que comprobar que tenga la contraetiqueta de la DOP expedida por el Consejo Regulador, ya que es la única manera posible de certificar que realmente es queso de Cabrales, ya que sigue teniendo múltiples imitadores.

Fotos

Vídeos