Degusta: los más preparados para ser líderes

David Preciado, director comercial, y Jesús María Preciado, jefe de Producción, en Avícola Preaciado dirigen esta empresa que ofrece huevos frescos para todo tipo de familia y negocio. ::/Justo Rodriguez
David Preciado, director comercial, y Jesús María Preciado, jefe de Producción, en Avícola Preaciado dirigen esta empresa que ofrece huevos frescos para todo tipo de familia y negocio. :: / Justo Rodriguez

Avícola Preciado distribuye por La Rioja, Álava y Navarra 12 millones de huevos frescos al año

Sergio Moreno Laya
SERGIO MORENO LAYALogroño

No aguantaba la cadena de montaje, la presión del espacio cerrado, la oscuridad de la nave. Lo suyo era el aire libre, el campo... Ovejas y corderos en su infancia. La cría de animales. «Una granja», pensó. Y una granja montó hace ya unas cuantas décadas. «Sabía que no quería trabajar dentro de una fábrica, y sabía que lo mío era el aire libre, los animales, pero no quería saber nada de las ovejas y los corderos de mi padre. Y surgieron las gallinas», rememora Jesús María Preciado, de Avícola Preciado.

«Empecé hace casi 30 años. 29 en concreto». Y recuerda las cifras iniciales que compara con las de la actualidad. «Comenzamos con 400 gallinas, luego otras 400...». Y ahora mismo, «20.000 gallinas ponedoras, camperas y codornices» para la venta anual de «12 millones de huevos por La Rioja, Álava y Navarra».

AVÍCOLA PRECIADO
La empresa
De carácter familiar ubicada en Pradejón y con casi treinta años de trayectoria.
Claves
Calidad, rapidez y marca reconocible a través de un trato preferencial a todos sus clientes. Apuesta por la más alta tecnología.
Datos
20.000 gallinas. Son capaces de envasar 20.000 huevos a la hora.

Impensable hace tres décadas, posible desde hace cuatro años. «Tomamos decisiones importantes que nos han permitido ser líderes en la venta de huevos en La Rioja, Álava y Navarra». Lo confirma David Preciado, la nueva generación de esta empresa ubicada en Pradejón que desde su posición de responsable de Marketing y Ventas observó las claves de su negocio. «Calidad y rapidez», apunta. La calidad siempre había estado presente en esta empresa desde sus orígenes. Había que invertir durante el 25 aniversario para ser más rápidos.

Y desde hace cuatro años no resulta complicado ver alguno de los seis vehículos que conforman la flotilla de reparto de huevos frescos de Avícola Preciado por las carreteras y ciudades del entorno más cercano. La Rioja, Álava y Navarra reciben al día siguiente de la puesta huevos frescos bajo los más estrictos controles de calidad. «Somos rápidos y esto nos permite ser líderes en nuestra zona», apunta David Preciado.

Calidad y rapidez en el servicio. David Preciado, director comercial, y Jesús María Preciado, jefe de Producción, en Avícola Preaciado, empresa que dispone de la última tecnología en favor de la calidad.: / Justo Rodriguez

Seis vehículos de un lado para otro todos los días de la semana. «Y había que ser capaces de llenarlos todos los días, claro», advierte Jesús María Preciado, jefe de Producción. Por eso, hace cuatro años se incorporó la que es sin duda la joya de la corona. Para ser más rápidos había que ser más productivos y eficientes tanto en la recogida de los huevos como en el envase de los mismos. La solución fue una máquina holandesa que mueve a la hora 20.000 huevos con absoluta precisión y con plenas garantías. «Ahora somos muy rápidos. Ponen las gallinas, pasan por las diferentes etapas de esta máquina y salen preparados para ser repartidos a sus diferentes puntos de venta», indica David Preciado.

Adaptados a todo tipo de consumidor

Para vender 12 millones de huevos frescos al año hay que conocer muy bien el mercado al que se dirige un producto tan delicado como el huevo. La rapidez es una cuestión innegociable en el modelo de negocio de la pradejonera Avícola Preciado. Al día siguiente de la puesta, los huevos están en las tiendas para su venta, o en las panaderías y restaurantes para la elaboración de sus recetas. Así, se logra el máximo aprovechamiento de los 28 días que un huevo se mantiene fresco con todas sus propiedades.

Pero son 12 millones de huevos frescos al año. 12 millones de posibilidades de que uno se rompa. «Hay mucha ciencia en cuanto al transporte de nuestra mercancía. La clave está en cargar bien los camiones. Los envases de los huevos son resistentes cuando realmente están bien apilados. No hay problema», apuntan desde Avícola Preciado. Y mucha ciencia le tienen que poner a la hora de cargar sus camiones porque otro de los puntos fuertes para el éxito de esta empresa riojana es precisamente la capacidad que han tenido para poner en el mercado envases para todo tipo de consumidores. El envase para hostelería, ideado para un consumo diario de huevos elevado, el tradicional de docena y también de media docena. «Vimos que era necesario incluir en nuestra gama la media docena, porque no todo el mundo logra consumir 12 huevos en 28 días. Así siempre tiene su media docena con la máxima frescura». Están los huevos camperos, los de codorniz y el envase solidario en la lucha contra el cáncer.

Calidad, rapidez... y una imagen cuidada. «Es tan importante hacerlo como tener una marca reconocible», explica David Preciado. Avícola Preciado, como tal, lleva algo más de cuatro años en funcionamiento. «Y se ha notado, sin duda. Los clientes te conocen y reconocen, saben cómo trabajas y con la marca nos sitúan». El resultado anual es la venta de 12 millones de huevos.

«Y jamás ninguno de nuestros clientes se quedará sin huevos». Porque la atención hacia el uso de las nuevas técnicas no han ocultado la seña de identidad principal de esta empresa familiar de Pradejón: el trato preferente con cada cliente. «Da igual si es domingo, lunes o viernes... si necesita huevos, se los llevamos».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos