PREMIOS PARA MUJERES

CARLOS MARIBONA

Dentro de un mes, Bilbao será escenario de la gala de entrega de los 50Best que organiza la revista británica 'Restaurant Magazine'. Nunca he sido partidario de esta lista. Más bien al contrario. Me parece una enorme operación de marketing de la que se benefician unos pocos y a la que se prestan, como pardillos, muchos. Es curioso que uno de los lugares donde se le da mayor relieve es España. En pocos sitios se habla, como ocurre aquí, de «la prestigiosa revista» o de «los Oscar de la gastronomía». Cierto es que la cocina española sale bien parada, pero hay puntos oscuros. Siempre he sospechado que uno de sus principales objetivos, lógicamente no confeso, es la minusvaloración de la cocina francesa en beneficio de la anglosajona, que por algo la revista que organiza todo es británica.

Pero no quería hoy hablarles de la lista en cuestión sino de uno de sus aspectos colaterales, el premio «a la Mejor Chef Femenina del Mundo» que 50 Best concede desde hace ocho años. Galardón que han recibido importantes cocineras como Anne-Sophie Pic, Elena Arzak, Nadia Santini, Helena Rizzo o Helene Darroze. Hace unos días, el de 2018 ha recaído en la británica Clare Smyth, discípula de Gordon Ramsay. Enhorabuena a todas ellas, grandes profesionales, pero permítanme que les diga que me parece un premio lamentable, un ejercicio de machismo. ¿Por qué la mejor cocinera y no el mejor cocinero? Entendiendo por 'cocinero' a los profesionales de ambos géneros. ¿Por qué hay que separar a mujeres y hombres? Ojo, no me hago estas reflexiones al hilo del actual debate feminista. Algo similar escribí hace cuatro años en mi blog.

Hoy en día las mujeres trabajan en las cocinas en igualdad con los hombres. Incluso mejor. Por eso este es un premio absurdo, que discrimina por 'sexo', algo increíble a estas alturas. Lo importante es dar bien de comer, no importa quién sea el cocinero, hombre o mujer, que lo consiga. En un artículo muy crítico publicado recientemente en el 'Washington Post' se afirmaba que muchas cocineras consideran que este premio es una tapadera para ocultar la ausencia de mujeres en la lista de los 50 mejores.

Sólo hay dos, y ambas comparten cocina con hombres: Elena Arzak, en el puesto 30, y Daniela Soto, de Cosme (Nueva York), restaurante dirigido por el mexicano Enrique Olvera, en el 40. Esto no es exclusivo de 50 Best. La semana pasada les contaba que menos del 10% de restaurantes con estrella en España tienen al frente a una mujer. Sigue siendo una asignatura pendiente.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos