«Nuestra obsesión es hacer cosas nuevas y ricas»

Lucía Grávalos, en el comedor del Kabanova. /Miguel Herreros
Lucía Grávalos, en el comedor del Kabanova. / Miguel Herreros

La joven cocinera apuesta por un carpaccio de gambas con dos salsas y su cabeza

Pablo García Mancha
PABLO GARCÍA MANCHALogroño

La joven cocinera calagurritana Lucía Grávalos vive con inusitada pasión su trabajo como responsable de la sala de máquinas del Comedor Kabanova, un restaurante logroñés que de la mano del Grupo Pasión ha emprendido una nueva e ilusionante etapa. La chef ha elaborado para los lectores de Degusta LA RIOJA un carpaccio de gambas acompañado de su cabeza con dos salsas: «La primera es una texturización de su coral; y la segunda consiste en una mayonesa ligera de ajo, como una especie de ali-oli muy suave. El plato lo rematamos con escamas de alga Nori y un brotes».

Comedor Kabanova

Dirección:
Calle Benemérito C. Guardia Civil 9, 26005; Logroño.
Teléfono:
941 21 29 95

Explica Lucía que se trata de un plato «eminentemente veraniego, fresco y que de alguna manera se sitúa en la línea que llevamos en Kabanova». La cocinera explica que a pesar de llevar apenas unos meses abierto, «estamos notando una gran aceptación por parte del público. Hace unos días estuvo el equipo de sumilleres de Martín Berasategui y salieron encantados. Eso nos da mucha fuerza en la cocina para seguir creciendo y trabajando en esa línea. Está claro que nuestro público apuesta por los menús degustación y nosotros estamos obsesionados con hacer cosas nuevas y ricas y con las que la gente disfrute».

Fotos

Vídeos