Degusta

Cocina de ritual en La Bellota

Francisco Martínez 'Pachi' y Ángel Aramayo, en la zona de las brasas de La Bellota.
Francisco Martínez 'Pachi' y Ángel Aramayo, en la zona de las brasas de La Bellota. / DÍAZ URIEL
  • En este restaurante de Logroño son maestros en el uso de las brasas

En La Bellota se marcan todos los jueves y viernes lo que le han llamado como el 'brasapote'. Que viene a ser echarse una consumición y el cliente es reconocido con un agradable sabor de brasa, ya sea un poco de panceta fresca, choricillo, careta... delicias riojanas pasadas por la lumbre para ir cerrando la semana y dar la bienvenida como dios manda al fin de semana.

Un buen vino y un poco de brasa para saborear que es fin de semana. Es el 'brasapote' de La Bellota, un espacio que huele a ascua, a bodega riojana, a espacio reconocible donde todo se cocina sin requiebros. Un vino es un vino, y un trozo de cerdo a la brasa una maravilla.

Y su jefe se llama Francisco, pero él mismo se presenta como Pachi. Y eso ya es un ejemplo de honestidad gastronómica. Nadie que se hace llamar Pachi puede dar gato por liebre. «Doy lo de siempre, lo que siempre ha gustado en La Rioja, nuestra cocina de toda la vida», explica Pachi, que es de Leza, del Camero Viejo, y sabe cómo olían los pucheros de las abuelas que hacían con poco verdaderas maravillas. Así que él, con buen producto, «el fresco, el de la carnicería, la pescadería o la frutería de al lado», sirve cocina honesta sin estridencias, pero muy rica.

La cocina que el propio Pachi denomina como «de ritual». Es decir, esa cocina a fuego lento. Ángel Aramayo es el responsable de este «ritual» que cada día tiene lugar en La Bellota. «Mi cocinero no sabe lo que es una olla rápida».

Es más, asegura Pachi que «muchos han pasado por esta cocina para ayudar a Ángel, pero al final se marchan porque Ángel hace las cosas como siempre se han hecho, metiendo muchas horas para cocinar todo a fuego lento, sin prisas. De ahí lo de ritual».

Así sirven los caparrones que sirven y de los que presumen con todas y cada una de las visitas. Mientras, en un espacio perfectamente separado, las ascuas van sacando los aromas de chuletas navarras, chuletillas riojanas, carrilleras de cerdo (a la brasa, una delicia)...

Ideal para grupos

Cuatro años lleva La Bellota bajo la dirección de Pachi. Cuatro años en los que su oferta sigue de lo más riojana. «La verdura de temporada, el bacalao a la riojana, ajoarriero, pulpo a la brasa... postres caseros».

En La Bellota se puede comer a la carta, se puede degustar su más que interesante menú del día (también en fines de semana), y por supuesto llamar a Pachi y cerrar con él menús para grupos.

«Ayer mismo estuvieron cenando en este reservado cien personas, en total intimidad sin molestar ni ser molestados», apunta Pachi. Tres reservados que se comunican entre ellos al margen del salón principal para garantizar un espacio ideal para grupos pequeños, medianos y grandes.

Pachi disfruta en La Bellota casi tanto como sus clientes. Y está orgulloso de lo que hace. «Venid un día a comer que seguro os lo vais a pasar muy bien». Y es obvio que así será. La Bellota es como una segunda casa.

© larioja.com

Calle Vara de Rey número 74, bajo (26002) Logroño.
Correo electrónico de contacto digital@diariolarioja.com.

Copyright Nueva Rioja S.A.

TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:

Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.