Degusta

Brindis por el primer medio siglo

video

El equipo de El Sebas brinda por este feliz aniversario. :: Díaz uriel

  • El Sebas celebra cincuenta años de trayectoria en la Laurel con todos sus amigos

Estuvieron todos. No faltó nadie, de los habituales y de los que no lo son tanto. Todos, uno por uno, posibilitaron que Juan Bargondía lograra lo que llevaba pregonando desde hacía más de un mes: «Quiero que esté todo el mundo, que sea una gran fiesta, que no falte nadie». Y se consiguió. Nadie faltó a esta celebración de unas bodas de oro realmente especiales para la calle Laurel, porque uno de sus ocupantes más ilustres suma años para poner de manifiesto que hubo unos pioneros que pusieron los cimientos de lo que ahora es una de las calles de tapas y pinchos más famosas de este país.

Pioneros del vino en vaso y de algo que llevarse a la boca para ir bajando la ronda de vinos. Pioneros que poco a poco fueron llenando sus barras de pinchos al mismo ritmo que aumentan las ganas de comer de los clientes, cada vez más atentos a las viandas y a la posibilidad de beber menos vino, pero de mayor calidad.

El Sebas, uno de los primeros espacios en poner en valor el verdadero nivel del vino de Rioja, celebró el pasado miércoles una jornada de 'puertas abiertas' para que invitar a todos los clientes a aquello que les apeteciera tomar. Brindar por estos 50 años de viaje en la mejor compañía.

Políticos, periodistas, y sobre todo personalidades del mundo de la gastronomía, como el propio Lorenzo Cañas, entre otros cocineros, o del mundo del vino como Esteban Lorenzo, Marcos Eguren, Agustín Santolaya, Juan Carlos Sancha, Carlos Sampedro, entre otros. Y por supuesto, los clientes habituales.

© larioja.com

Calle Vara de Rey número 74, bajo (26002) Logroño.
Correo electrónico de contacto digital@diariolarioja.com.

Copyright Nueva Rioja S.A.

TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:

Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.