Degusta

Con identidad riojana

Mazapanes y cavas riojanos que se venden en numerosos países. :: l.r.
Mazapanes y cavas riojanos que se venden en numerosos países. :: l.r.
  • Mazapanes y cava. Dos productos con honda raigambre en los siete valles que definen buena parte de la tradición navideña de la región

Uno de los productos esencialmente asociados a la Navidad es el cava y aunque se identifica el cava con Cataluña, con la zona de Sant Sadurní d´Anoia, la realidad es que el mundo de los vinos espumosos tiene mucha historia riojana, tal y como recordaba Pepe Hidalgo: «La historia oficial del vino espumoso en España cita como primer elaborador a Josep Raventós de la firma Codorníu que hizo las primeras botellas en 1872». Sin embargo, la primera huella sobre vinos espumosos españoles se sitúa en la Exposición de Agricultura de Madrid en el año 1857 (quince años antes que Raventós), tal y como recogió Manuel Llano Gorostiza en su libro titulado 'Los Vinos de Rioja' (1973): «Tintos, blancos y espumosos hechos por el método de Champaña, entre los que destacaban, por su calidad, los que integraban el envío de Baldomero Espartero, Duque de la Victoria, que, como habrá adivinado el lector, eran los que con tanto mimo preparó aquel hombre de gran corazón y pequeña estatura al que don Amadeo, a petición del propio Espartero, otorgó más tarde el título de Marqués de Murrieta».

En la actualidad, La Rioja cuenta con 18 municipios autorizados para la producción de cava: Alesanco, Azofra, Briones, Casalarreina, Cihuri, Cordovín, Cuzcurrita, Fonzaleche, Grávalos, Haro, Hormilla, Hormilleja, Nájera, Sajazarra, San Asensio, Tirgo, Uruñuela y Villalba de Rioja. Según la web de La Rioja Capital, las bodegas riojanas amparadas por la DO del Cava son Bilbaínas (Royal Carlton -Brut, Nature y Semi Seco-); Muga (Conde de Haro) y Escudero, con dos marcas; Benito Escudero (Brut, Brut Nature, Rosado, Semiseco y Seco) y Dioro Baco (Brut, Extra Brut y Vendimia Seleccionada).

Y lo dulce

El otro gran producto de la Navidad con orígenes riojanos es el mazapán de Soto, un dulce elaborado con almendra y azúcar. El mazapán tiene como principales ingredientes las almendras crudas peladas y molidas así como el azúcar, aunque primitivamente debió de haberse elaborado en Persia (siglo VIII d.C.) con miel. Llegó a España con la dominación árabe y al resto de Europa con los cruzados. En Toledo existe la leyenda de que durante un asedio las monjas clarisas elaboraron una masa con almendras crudas y azúcar para alimentar a la población. Esta masa horneada se la denominó 'pan de maza' o 'mazapán'. Su producción en La Rioja se inició en 1870, merced a Sor Purificación Redondo Tejada, superiora de las Siervas de Jesús, quien cedió la receta a su hermano Juan de Dios, que comenzó su fabricación en Soto en Cameros.

Sea como fuere, el caso es que en La Rioja a los dulces se les llama golmajos, precioso y preciso vocablo de raíz árabe que nos pone sobre aviso de dónde vienen estas tradiciones azucaradas. Dicen los especialistas que esta historia se presenta directamente de las tahonas del medievo y que por eso casi toda La Rioja está llena de delicadas delicias como los rollos y manguitos de Cervera del Río Alhama, la harinosa o el bodigo de Aguilar, los ahorcaditos y los molletes de la jacobea ciudad de Santo Domingo de la Calzada o los hormigos de Cornago, sin olvidar las manzanas camuesas cocidas en leche de los pueblos altos del Alhama y Linares. Toda la cocina de Navidad acaba con algo dulce y hermoso.

© larioja.com

Calle Vara de Rey número 74, bajo (26002) Logroño.
Correo electrónico de contacto digital@diariolarioja.com.

Copyright Nueva Rioja S.A.

TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:

Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.