Degusta

Cristóbal Colón, el viaje a América y la gastronomía

Recreación del viaje de Cristóbal Colón hasta América.
Recreación del viaje de Cristóbal Colón hasta América.
  • Los españoles llevaron a tierras americanas cecina y pescado salado, productos que horrorizaron a los indios

En este artículo pretendemos mostrar la importancia de la comida y la bebida en el viaje a las Américas de Cristóbal Colón. Tanto de un lado como de otro, colonos e indígenas, los gustos culinarios van a ser distintos y esto se verá expresado también a partir de la literatura. De hecho, estas cuestiones pueden verse a través de la novela 'El arpa y la sombra', del cubano Alejo Carpentier.

En la segunda parte de la novela (la novela está dividida en tres partes: el arpa, la mano y la sombra) se ficcionaliza a un Cristóbal Colón que nos hablará de toda su biografía. Asistiremos a su infancia criado en una taberna, sus vivencias, el momento en que fue a visitar a los Reyes Católicos, el transcurso de sus pensamientos cuando estuvo embarcado y llegó a las Américas. Además, lo veremos reflexionando al final de su vida sobre si de verdad debería estar tan bien considerado, sobre su fama y sobre las inexactitudes marítimas que escribió en sus Diarios. Pero lo que nos incumbe aquí es la gastronomía.

En relación a ella, podremos ver cómo la tropa de las tres carabelas llevaban en ellas vino en lugar de agua (pues el agua se pudriría en tan largo viaje, así como se sabe que es de mal agüero), y vino sería lo que beberían los indígenas cuando los colonos se lo diesen a probar. En esta cuestión sería en la única en la que se entenderían, en el vino, pues a ambas partes les gustaría. Sin embargo, le darían a probar otros líquidos como leche de cabra y vaca que los indígenas percibirán como asquerosos.

No solamente esto, sino que nos encontraremos con las declaraciones del amor por el tinto que haga Cristóbal Colón. De este modo, nos dirá que ya desde pequeño se crió entre vinos en la taberna de la que antes hablábamos, así como afirmará que el vino lo incitará a adentrarse en prostíbulos para calmar sus extenuantes apetencias.

Sin embargo, si nos centramos en la comida, los españoles llevarán a tierras americanas cecina y pescado salado. Estos productos horrorizarán a los indios, al igual que las frutas peninsulares. Lo único que puede estar entre los alimentos que agraden a estos indígenas de América serán los garbanzos, pues, decían, se parecía a algo que ellos solían comer: el maíz.

De esta manera veremos cómo unos y otros consideran comida de animales lo que comen los contrarios, ya sea la leche (que los indígenas pensaban que solamente debía ser bebida por las crías de los animales) o los cereales (que los conquistadores despreciaban en favor de la cecina y el pescado). Por tanto, tras el rechazo a la comida, los colonos darían vino y más vino a los indígenas que se llevarían consigo para mostrarlos en tierras europeas, para evitar que se desnutrieran.

Y no sólo darían vino a los indios, sino también a los papagayos, sirviendo a la vez como alimento y como calmante. El vino desataría de más la lengua de los papagayos llevando a un momento divertido en el que reprodujeran las palabras más soeces que habían aprendido pero, sin embargo, finalmente el vino sentaría mal a las aves y lo vomitarían, muriendo todas poco tiempo después.

Y no solamente se desinhibirían los papagayos en los barcos, sino también los hombres tras la mucha ingesta del licor, haciendo que se dejaran llevar en demasía por los placeres de la carne.

Al ver que el vino era lo único que le gustaba a los indígenas y también por el propio gusto del personaje, Cristóbal Colón incluso tomará la decisión de plantar viñedos en aquellas tierras, nos cuenta la novela.

En definitiva, a lo largo de la Historia de la Literatura se puede observar cómo el vino y otros brebajes tienen una especial relevancia tanto en la obra ficcional como en la mostración a través de ésta de la vida sociocultural de una época. En 'El arpa y la sombra' de Alejo Carpentier podemos observar el lugar de máxima relevancia que ocuparía el vino en la Historia del Descubrimiento de América.

Isabel Abellán Chuecos es contratada predoctoral FPU-MEC en el Departamento de Literatura Española, Teoría de la Literatura y Literatura Comparada en la Universidad de Murcia.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate

© larioja.com

Calle Vara de Rey número 74, bajo (26002) Logroño.
Correo electrónico de contacto digital@diariolarioja.com.

Copyright Nueva Rioja S.A.

TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:

Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.