Degusta

Una nueva alegría para la cocina riojana

Esteban Alegría, a través de la ventana que abre su local hacia la terraza exterior en la plaza Montecompatri de Calahorra.
Esteban Alegría, a través de la ventana que abre su local hacia la terraza exterior en la plaza Montecompatri de Calahorra. / J.R.
  • Esteban Alegría, el chef de La Comedia, reconoce que llegó un poco tarde a la gastronomía, pero que su vocación le acabó generando el entusiasmo necesario para dejarlo todo hace siete años y empezar su viaje hacia la cocina que mejor le representa

No resulta complicado imaginarse a Esteban Alegría en la cocina, aún sin verlo previamente trabajar en su lugar habitual desde hace siete años. A través de sus palabras se reconoce a un profesional entregado a un proyecto que le está costando muchas horas en su día a día, pero que supera sin problemas pues su historia se asienta sobre la proyección de un talento tardío que no le ha impedido escuchar a su vocación y pasar de la hostelería nocturna a la que le lleva todas las horas del día. «Empiezo a las seis de la mañana, para tras el servicio de comida, y durante estos siete años aprovechar las dos horas de descanso para seguir con mi formación; y luego vuelta a La Comedia», explica Esteban Alegría, chef propietario de este restaurante-bar calagurritano.

Mientras otros hacen el camino hacia las cocinas poco a poco: primero la formación, después, las prácticas; a continuación, el primer contrato; y finalmente el negocio propio... Esteban Alegría ha tenido que reducir los tiempos y formarse mientras sacaba adelante su negocio. «No me ha quedado otra. Siempre la cocina me había llamado la atención, y hacía mis pinitos, pero no fue hasta hace siete años cuando tomé la decisión de entregarme al máximo a esta vocación», una alegría, sin duda, para la cocina riojana, que ha descubierto a un chef fijado a la tradición que desarrolla a través del producto de temporada, pero con la idea de seguir desarrollando un estilo propio que poco a poco comienza a verse expresado en sus pinchos y platos que sirve en La Comedia.

«Aprendo de Francis, de Echapresto, de Ventura... He recibido cursos en Barcelona, en Sevilla», y poco a poco su talento comienza a surgir desde el trabajo diario. «No hay un buen plato sin una buena base. No se puede hacer una receta de rabo de toro sin un buen guiso de rabo de toro», entiende Alegría. Así que primero fue la tradición, para luego ir descubriendo su camino.

«Está siendo un camino duro, porque debo atender el negocio al mismo tiempo que me formo, pero observo que las cosas comienzan a salir como quiero». La cocina le ha enganchado y «aunque siempre soy el mayor en los cursos», no le importa, La Comedia es ya por sí misma una nueva y feliz referencia en Calahorra. «No os podéis imaginar todo lo que he tirado en estos años haciendo mis pruebas, pero era necesario para recorrer este camino» que comenzó hace siete años.

© larioja.com

Calle Vara de Rey número 74, bajo (26002) Logroño.
Correo electrónico de contacto digital@diariolarioja.com.

Copyright Nueva Rioja S.A.

TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:

Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.