Mauro Colagreco cerró el congreso con los alimentos pobres

Mauro Colagreco, en su ponencia. :: d. e./
Mauro Colagreco, en su ponencia. :: d. e.

REDACCIÓN SAN SEBASTIÁN.

Mauro Colagreco (Mirazur, Menton, Francia) fue el cocinero encargado con su ponencia de dar por cerrado el congreso. El chef del cuarto mejor del mundo según 'The World's 50 Best Restaurants' ha vuelto a Gastronomika tras cinco años para cuestionar valores. «¿Qué es rico y qué es pobre?». El argentino ha roto fronteras mentales y conceptuales mediante platos de dos ingredientes donde el protagonista es el «que popularmente entendemos como pobre». Uno de carpaccio de remolacha y caviar, donde la remolacha está cultivada por el propio chef y el caviar sólo aparece en forma de crema, y otro de texturas de maíz y trufa blanca, con mismo desarrollo. Joxe Mari Aizega y Diego Prado, director y profesor de Basque Culinary Center respectivamente, presentaron el 'Manual de plantas silvestres con valor gastronómico de España peninsular', un libro de carácter académico «que dotará a los profesionales de la gastronomía de mayores conocimientos botánicos, con más de 330 referencias», y que estará a la venta a principios del año que viene.

La parrilla

Además, la jornada en el Kursaal contó con la celebración del VIII Concurso Nacional de Parrilla, en el que, en una sala llena de gente y sabor, se impuso Joseba Mirena Odriozola del restaurante Araneta Erretegia, de Cestona. En la categoría de mejor proveedor de carne resultó ganador Cárnicas Goya, de Anoeta. En Gastronomika adolescentes, los más jóvenes tuvieron la oportunidad de cocinar junto a grandes de la cocina como Inaxio Muguruza, Ramón Roteta e Ivan Surinder.

Curry, especias y territorio. Identidad y productos de aquí y de allá que, durante cuatro días, han centrado el interés gastronómico. India ha mostrado en Gastronomika todo su esplendor mediante 14 cocineros que han ido desgranando su poliédrica culinaria.

Fotos

Vídeos