«El secreto del rancho de nuestra cuadrilla es el agua de la Ampiuda»

Margarita Martínez nos cocina el rancho pradejonero en fiestas de San Antonio . :: m.f./
Margarita Martínez nos cocina el rancho pradejonero en fiestas de San Antonio . :: m.f.

Margarita Martínez nos cocina Rancho de patatas en Pradejón

María Félez
MARÍA FÉLEZCalahorra

Cada año desde hace casi tres décadas, a lo largo de las fiestas de Pradejón, en torno a una treintena de cuadrillas se enfrentan en uno de los concursos más tradicionales de los festejos en honor a San Antonio: el concurso de ranchos. Margarita Martínez lleva desde que comenzó esta competición participando con su cuadrilla y es una de las veteranas de este concurso que se repite también en muchos municipios de la región. Asegura que este año han participado más cuadrillas que nunca pero también que su rancho es el mejor.

Para comenzar la receta nos avisa de que los productos han de ser de calidad y entre los secretos de su rancho está que «la carne tenga hueso y el agua sea de la fuente de la Ampiuda de El Villar de Arnedo», comenta. Se trata del agua de una fuente que muchos riojabajeños utilizan para poner a remojo las legumbres, pero que según Margarita también viene genial para la cocción de las patatas.

Ingredientes

Para 10 personas

Aceite

Dos cabezas de ajo

Tres cebollas

1,5 kilos de carne de cordero

Pimiento

Tomate

Chorizo

Laurel

Sal

Agua de la Ampiuda

«Primero ponemos el aceite, una vez caliente añadimos la carne y los ajos (dos cabezas bien picaditas) y también metemos tres cebolla (también muy picadas)», comenta Margarita.

«El agua tiene que cubrir las patatas y aún así echar un dedito más»

Hay que estar especialmente atentos al ajo. Cuando lo tengamos bien rehogado empezamos a echar el tomate y el chorizo. El tomate «tiene que ser natural, nada de botes, y si puede ser valenciano (de los redondos), mucho mejor que el de pera», nos recomienda mientras el resto de la cuadrilla va confirmando cada uno de sus pasos.

Carne con hueso

Es el momento de echar la carne a la perola. «Debe tener bien de hueso», recuerda Margarita. «Que no sea demasiado magra», dice. Echaremos uno o dos trozos por persona, en este caso unos 12 trozos, en total kilo y medio de carne.

Para ese momento ya tendremos que tener peladas las patatas sin olvidarnos de partirlas. «Que haga ruido al partirlas para que suelte parte de la fécula y el sabor sea mejor», explica. Una vez que tenemos las patatas preparadas las rehogamos con el resto de los ingredientes y ponemos un poco de pimentón y les damos unas vueltas.

Aquí llega el secreto de esta cuadrilla para que el rancho sea exquisito. «Nosotros siempre utilizamos agua de la Ampiuda de El Villar, es el mejor agua que hay en toda la zona», recomienda. «El agua tiene que cubrir las patatas y aún así echar un dedito más para que no se queden ni muy caldosas ni secas», comenta.

Llega dar el toque final: unas hojitas de laurel y salar el plato al gusto. «Cuando las patatas se pegan si las tiras al cartón es que están listas», finaliza.

Fotos

Vídeos