«La salsa está hecha cuando adquiere el brillo ideal»

El jovencísimo arnedano David Boow Herce, con sus espaguetis recién terminados.
El jovencísimo arnedano David Boow Herce, con sus espaguetis recién terminados. / Ernesto Pascual

David Boow Herce nos cocina espaguetis a lo Boow en Arnedo

Ernesto Pascual
ERNESTO PASCUAL

A sus 11 años, a David le encanta el fútbol. También el violín y cantar en el coro Cuchuflete, del colegio Antonio Delgado Calvete. Y junto a esas aficiones, la cocina le atrapa, sobre todo los fines de semana, cuando tiene más tiempo libre y en familia. «Cocinar me divierte mucho y me invita a aprender continuamente y a ser creativo», sonríe el arnedano David Boow Herce.

Cuenta su madre, Ana, que desde pequeño ha ayudado en la cocina y ha mostrado interés. A los 10 años se lanzó con sus primeras croquetas, los tortellini, después vino el gazpacho a la manchega... «Veo a mi madre y a mis abuelas, que cocinan muy bien, y aprendo de ellas», cuenta el jovencísimo cocinero.

De todas las recetas que maneja en su cuaderno, la que más le gusta es la de los 'espaguetis a lo Boow', como ha rebautizado con su apellido los espaguetis a la putanesca tras adaptar los ingredientes que más le gustan. «Buscando recetas que se adaptaran a mi nivel, ésta me gustó mucho por el resultado y por el modo de cocinarla... y la hago mucho, sobre todo los fines de semana o cuando viene algún amigo a comer», relata.

Los espaguetis que prepara David resultan un plato único para ese día. Por ello, lo primero es poner a hervir el medio kilo de pasta. Sabrá que está bien hecha con un truco aprendido de sus mayores: rompe el espaguetti por la mitad y si aparece un punto blanco en medio es que no están todavía bien hervidos.

En paralelo, otro fuego es para preparar la salsa, comenzando por el sofrito de aceite con los dos dientes de ajo troceados. Cuando ya está listo, es el momento de verter las anchoas bien partidas. «Hay que trocearlas para que se reparta en la guarnición», explica. Después, es el momento también de las aceitunas negras troceadas. Del mismo modo, instruye en la importancia de rallar el tomate natural para que después hermane bien con los espaguetis.

LA RECETA

Ingredientes
Para la salsa
Aceituna negra: 150 gramos. Tomates naturales: 500 gramos. Aceite. Sal. Dientes de ajo: dos. Anchoas: 16 filetes. Perejil: un manojo. Queso rallado. Y 500 gramos de espaguetis

Mientras la salsa va tomando forma, David dedica unos minutos a cortar el perejil, que se unirá después a la cazuela para terminar de darle sabor. Calcula que la tendrá durante diez minutos a fuego máximo Eso sí, la clave de su receta se encuentra en el aceite y en el brillo que adquiere la salsa. «Cuando encuentres el brillo en la salsa, entonces está hecha», señala. De no haberlo conseguido, es momento de regarla con un poco más de aceite. Una vez que lo adquiera, es el momento de sumar los espaguetis a la salsa, mezclarlos bien, emplatar y llevarlo a la mesa para disfrutar. Todos los amigos a los que David ha invitado le han felicitado. Y han repetido.

Temas

Arnedo

Fotos

Vídeos