«Hay que pensar mucho para sacar un pincho cada año»

Delia María en las cocinas del bar Ana, de Pradejón. :: M.F.
Delia María en las cocinas del bar Ana, de Pradejón. :: M.F.

Delia María Moldovan nos cocina Burrito riojano con salsa de piquillo en Pradejón

María Félez
MARÍA FÉLEZ

Desde que se iniciaron las jornadas de exaltación de la seta y el champiñón Fungitur en Pradejón, los bares de la localidad apostaron de manera importante por crear una ruta de pinchos donde estos días el protagonista indiscutible es el champiñón o en su caso la seta. El ayuntamiento premia cada año al mejor pincho de la ruta, un premio que este año ha ido a parar al bar Ana, cuya dueña Delia María Moldovar nos explica el secreto de este pincho «que puede hacer cualquiera en su casa», explica.

Esta joven rumana cogió las riendas del bar Ana hace ocho años y desde entonces siempre participa en la ruta de pinchos organizada para las jornadas. «La verdad es que hay que pensar mucho para sacar cada año un pincho, especialmente porque yo siempre busco algo que se pueda tener hecho de antemano pero que el último toque lo tengas que dar en el último momento», explica Delia desde la cocina del bar Ana.

Lo primero que tenemos que hacer para realizar nuestro pincho es cortar en láminas muy finitas el champiñón. Dejamos pochar el ajo y la cebolla y luego le añadimos el champiñón, una copita de coñac y una pizquita de sal. Después esperamos a que el champiñón vaya soltando todo el agua que tiene.

A la vez podemos ir haciendo la salsa con bien de aceite de oliva, ajo y los pimientos del piquillo. «Tenemos que dejarlo a fuego muy lento para que se vayan deshaciendo los pimientos», cuenta Delia. Este es el paso más lento de la receta puesto que los pimientos deberían estar casi una hora a fuego muy lento. Se termina la salsa pasándolo por la batidora.

Delia mientras va haciendo la salsa va recordando cómo llegó a Pradejón hace ahora 18 años y como después de terminar sus estudios empezó a trabajar primero en el campo y después ya en un bar de la localidad.

Llega ya el momento de ir montando el pincho. «Cogemos la fajita y la untamos con la salsa del piquillo y luego le añadimos el champiñón un poquito de bacon bien frito, si puede ser en plancha mejor que en sartén y maíz»·, explica.

«Después enrollamos las fajitas las untamos con yema de huevo para que coja un color amarillo a la hora de meterla en el horno donde la tendremos en torno a quince minutos», finaliza.

«La verdad es que este año el pincho ha tenido muy buena acogida y a la gente le ha gustado mucho», comenta esta joven que ya está dándole vueltas a la cabeza para volver a proponer un pincho especial para las próximas jornadas dedicada al champiñón y la seta de Pradejón.

Fotos

Vídeos