«Lo que más gusta es la jugosidad de la carne, su grosor y sabor»

Pablo Alonso Bernal y Adela González posan en el Entre Copas con su especialidad. :: D.M.A./
Pablo Alonso Bernal y Adela González posan en el Entre Copas con su especialidad. :: D.M.A.

Pablo Alonso y Adela González nos cocinan hamburguesa en Haro

Diego Marín A.
DIEGO MARÍN A.

Pablo Alonso Bernal trabajó durante tres años en una hamburguesería de Londres y allí tomó nota de cómo se cocinan algunos platos. Ahora, que ejerce como jefe de cocina en el bar Entre Copas de Haro, aplica algunos de esos conocimientos junto a la cocinera Adela González. El mejor ejemplo es «la hamburguesa especial» de la casa. «En Londres aprendí muchas recetas diferentes con hamburguesas y entre Adela y yo hemos llegado a aliñar la carne de una determinada manera para hacerla especial», explica Pablo Alonso.

Sólo con ver la hamburguesa Entre Copas, que así se llama, se puede comprobar lo apetitosa que es. «Primero aliñamos la carne con cebolla triturada, pimienta negra, sal y semillas de mostaza», describe Adela González. Pablo desvela que el secreto de esta hamburguesa es que aliñan la carne con semillas de mostaza de manera que, cuando fríen la carne, estas se derriten. «Además, la hamburguesa lleva lechuga, tomate, carne 100% de ternera a la que añadimos grasa para que le aporte jugosidad, aros de cebolla, queso y beicon», cuenta Pablo, quien confiesa que también añaden «ali-oli para que la lechuga se quede pegada» y admite que la receta es parecida a una hamburguesa que elaboraba en Londres pero con carne de cerdo, aunque la Entre Copas cuenta con un toque más personal de los dos cocineros riojanos. «Aquí tenemos mejor producto, por eso preferí usar carne de ternera», confiesa Pablo. Adela, por su parte, aporta el método de aliño de la carne puesto que es más especialista en la cocina tradicional.

LA RECETA

Ingredientes
Carne de ternera aliñada con cebolla triturada, pimienta negra, sal y semillas de mostaza, a la que se le añade grasa y se monta en el pan con lechuga, tomate, aros de cebolla y ali-oli.
Elaboración
Primero se enfría la carne, después se añade la sal, cebolla picada, pimienta negra y las semillas de mostaza; se vuelve a enfriar para que sea manejable y se separa en piezas de 200 gramos para cada hamburguesa, se aplasta y se fríe en la plancha. Finalmente, se monta sobre el pan hecho al horno.

«Lo que más gusta de la hamburguesa es la jugosidad de la carne, su grosor y sabor, la muerdes y nunca está seca sino que se nota su grasilla», detalla Pablo. Y es que en un sólo día de un fin de semana han llegado a elaborar hasta 70 hamburguesas de este tipo, que empieza a ser muy conocida en Haro. «Depende hasta del clima, de si hace buen tiempo», apunta Pablo.

El Entre Copas cuenta con una amplia carta de bocadillos, pero el pedido que más se repite es el de la hamburguesa, y eso que sólo lleva dos meses ofertándose. El precio también es un aliciente, porque cuesta 6 euros con patatas y bebida. «Es muy barato», indica el jefe de Cocina. «El que la prueba después viene casi todas la semanas, los sábados sobre todo, a comerla», añade. Lo que diferencia esta hamburguesa de las demás es el grosor de la carne porque «al hacerla a la plancha nunca se queda seca, la grasa que añadimos se quema y deja el jugo en la carne». «No hace falta ni echarle aceite a la plancha», asegura Adela.

Temas

Haro

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos