«La calabaza ha vuelto tras muchas décadas abandonada»

La alfareña Julia Ladrón, con los ingredientes y el puré de calabaza recién elaborado. :/Ernesto Pascual
La alfareña Julia Ladrón, con los ingredientes y el puré de calabaza recién elaborado. : / Ernesto Pascual

Julia Ladrón González nos cocina puré de calabaza en Alfaro

ERNESTO PASCUAL

En estas fechas de frío y niebla, de nubes, lluvia y, en ocasiones, nieves, nada hay más apetecible que un buen plato de cuchara para calentar el cuerpo. Y también el ánimo. Recuperando un producto que en las últimas décadas se había ido abandonando en las huertas y fogones riojanos, Julia Ladrón González prepara un sabroso y consistente puré de calabaza, perfecto para abrigar el resto del día a la hora de comer o cobijar el resto de la noche a la hora de cenar.

En décadas atrás, esta verdura estaba muy presente tanto en los campos alfareños como en sus cocinas. «Recuerdo que mi abuela acompañaba con calabaza muchos platos de legumbres, de patatas... como las alubias con calabaza», echa Julia la mirada atrás a las raíces familiares de estos sabores en naranja que llegan hasta hoy.

Ingredientes

Para seis personas:

Una calabaza de un kilo

Dos o tres puerros

Una rama de apio verde

Dos o tres granos de ajo

Aceite

Una pastilla de caldo de carne

Pero la calabaza fue cayendo en el ostracismo y fue abandonándose. Empezó a considerarse como un plato pobre, de otros tiempos de más necesidad, ya superados por una sociedad que avanzaba tras décadas maniatada. Así, quedó más como adorno que como alimento. Pero la calabaza ha vuelto con fuerza a los menús, recuperando viejas recetas. «Los programas de televisión sobre gastronomía han vuelto a poner de moda muchos productos que habíamos abandonado, informan sobre las propiedades que tienen e invitan a utilizarlos -explica-. Por ejemplo, la calabaza es rica en caroteno, que activa la vitamina A y viene muy bien para fortalecer las uñas y los cartílagos del cuerpo».

«Recuerdo que mi abuela acompañaba muchos platos con calabaza»

«Hay que tener cuidado al pelarla y trocearla por la dureza de su piel»

Otra invitación a la receta del puré de calabaza es la sencillez de su elaboración y la procedencia directa de la huerta alfareña de sus productos. Para preparar puré para seis personas, el primer paso es limpiar y trocear los puerros, la rama de apio, los ajos y la calabaza. Para ésta, Julia advierte de la dureza de su piel. «Hay que tener cuidado al pelarla -advierte-. Después, para trocearla, es recomendable partirla por la mitad y cortarla en rodajas».

Sofreír y batidora

Con todos los productos picados, Julia los lleva a sofreír a la sartén con aceite. «Una vez que está todo sofrito, hay que echarle un poquito de caldo de carne, según el gusto de cada uno y lo que quieras que quede de espeso», instruye. Su gusto es echarle un cazo de caldo de carne, alrededor de un cuarto de litro. Después, hay que dejar cocer todo lo sofrito durante unos minutos en la propia sartén. Cuando esté listo, toca pasarlo por la batidora y quedará el puré para servir y llevarlo a la mesa. «En este tiempo invernal, en caliente es un plato consistente y con muchas calorías», invita esta alfareña.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos