«Hay que agregar la harina que admita la masa»

Mariasun Fonseca y Milagros Padilla, en el puesto de las rosquillas por la Fiesta del Ciruelo en Flor. /Sonia Tercero
Mariasun Fonseca y Milagros Padilla, en el puesto de las rosquillas por la Fiesta del Ciruelo en Flor. / Sonia Tercero

La Asociación PANAL nos prepara rosquillas en Nalda

PILAR HIDALGO

Ocurrió hace una semana en la última Fiesta del Ciruelo en Flor y sucede año tras año en los tres eventos que la Cooperativa Frutos del Campo Nuestra Señora de Villavieja y la Asociación PANAL dedican a la Ciruela Reina Claudia, la fruta más emblemática de la localidad de Nalda.

El puesto con las rosquillas que prepara el citado colectivo fue uno de los más concurridos, hasta el punto de que en cuanto abrió el mercado ya había clientes esperando a llevarse una bolsa. No en vano, durante la mañana PANAL despachó nada menos que 150 docenas de este demandado dulce.

«Se hacían para las fiestas con el fin de agasajar a los visitantes»

La receta se basa en los ingredientes que nunca faltaban en las casas de antaño

Memoria gastronómica

Las rosquillas forman parte del legado y de la memoria gastronómica de los naldenses. De hecho, su receta ha pasado «de generación en generación y de madres a hijas», según reconoce la secretaria de la entidad, Raquel Ramírez. «Se hacían para las fiestas, con el fin de agasajar con ellas a los visitantes», explica. De ahí que el puesto de las rosquillas nunca falte en el mercado que acompaña a las diversas citas para valorizar el cultivo y el paisaje del ciruelo en esta localidad del valle del Iregua.

Ingredientes

Para la masa

Una docena de huevos, un kilo de azúcar, 300 gramos de margarina, un vaso de zumo de limón, un vaso de anís seco, seis sobres de levadura y la harina que admita la masa.

Cerca de 20 personas, la mayoría mujeres pero también algún hombre, se afanan en la elaboración y venta de estas roscas. Durante los tres días previos a la celebración de algunas de las fiestas en torno al frutal (las hay del Ciruelo en Flor, de la Ciruela Reina Claudia y la Jornada de la Pasa de Ciruela), miembros de PANAL preparan la masa según la receta de Benita Escudero (presidenta de la asociación), Josefa Ruiz y Mariluz Santibáñez.

Luego en la mañana del mercado las fríen «en directo» y las exponen para su venta. Este grupo está coordinado por Mariasun Fonseca y Milagros Padilla.

La receta de las rosquillas es sencilla y se basa en los ingredientes que nunca faltaban en las casas de La Rioja de antaño. Como el aceite proveniente de los olivos de sus campos, los huevos de las gallinas que se criaban para el autoabastecimiento y la harina.

Para elaborar este dulce se mezclan los huevos con el azúcar, la margarina, el zumo de limón, el anís seco, la levadura y «la harina que admita la masa», puntualiza Ramírez. «A continuación hay que amasar bien y dejamos que la mezcla repose», indica. Transcurrido este tiempo, se hacen las formas que se deseen. «Nosotras las hacemos redondas, pero otra gente forma lazos», asegura la secretaria de PANAL. Finalmente, Ramírez subraya que se fríen en aceite «rusiente».

¿El resultado? Un dulce que PANAL vende «como rosquillas».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos