Cuando un 'japonés' de Alfaro colgó la primera estrella en Logroño

Félix Jiménez ha recibido su estrella esta semana./
Félix Jiménez ha recibido su estrella esta semana.

Francis Paniego y Venta Moncalvillo mantienen intacto su firmamento, y Carlos Echapresto y Vivanco logran sendos Premios Nacionales

Sergio Moreno Laya
SERGIO MORENO LAYALogroño

El año 2017 iba a deparar grandes sorpresas. Desde un primer momento se dejó claro que a nivel nacional el foco estaba indudablemente puesto sobre La Rioja, donde muchas cosas están pasando. Doce meses después, Logroño acoge su primera estrella Michelin, Daroca continúa siendo el pueblo más pequeño del mundo con este gran reconocimiento mundial, Francis Paniego se mantiene en lo más alta del escalafón nacional, Vivanco recibe un Premio Nacional de Gastronomía, y Carlos Echapresto recibe un más que merecido reconocimiento con este mismo galardón por ser sin duda alguna el mejor sumiller de toda España.

La Rioja como ejemplo de pequeña región en donde se están haciendo las cosas muy bien siempre por la necesaria presencia de las personas adecuadas, que desde lo profesional cambian para siempre un modelo de región. Desde la máxima implicación personal, los premios van llegando... Numerosos son los Soles o los Bid Gourmand, que ponen de manifiesto otra de las características de La Rioja: el nivel medio es muy alto, por aquello de bueno y a buen precio, que nunca se debe perder de vista. Una revisión constante hacia la innovación pero sin olvidar el producto, y con el producto llega la tradición, y Marisa hace los mejores callos del mundo. Y no hay premio más importante que éste.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos