UNA HISTORIA DE CUENTO

María Marte se define a sí misma como «una apasionada a la cocina». Comenzó a cocinar siendo muy niña para sus amigas. Se formó en el ámbito del mundo dulce y la pastelería por influencia de su madre y decidió apostar por venir a España, país al que siempre ha considerado como «cuna de la gastronomía». En el 2003 llegó a Madrid soñando con convertirse en una gran cocinera pero sus inicios fueron diferentes a los del resto de colegas de profesión. Empezó a trabajar como lavaplatos en la cocina del restaurante que ha dirigido hasta hace unos días, el Club Allard de Madrid. Demostró su valía y en el 2006 se convirtió en la mano derecha del chef Diego Guerrero, el jefe de cocina de aquel momento. Con la marcha de Guerrero en octubre del 2013 se temió por el futuro de las dos estrellas Michelin del restaurante, pero María Marte consiguió revalidarlas y ratificar su gran valía.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos