Del gusto de los aristócratas italianos

REDACCIÓN LOGROÑO.

Un combinado que se remonta a la Florencia de los años 20, ciudad que en aquel momento se convirtió en el lugar favorito de reunión de la alta sociedad europea. Atrevido e intenso gracias al toque seco y aromático que aporta la ginebra, fiel reflejo del carácter rudo y varonil de los aristócratas de la época. Uno de sus fanáticos fue el actor y escritor norteamericano Orson Welles, quién lo elogió repetidamente durante su estancia en Italia para el rodaje de Cagliostro en 1947, por el extraordinario balance de sabores del cóctel. Ideal para cualquier aperitivo acompañando a unas gildas, por ejemplo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos