Ganas de cordero y cochinillo, y las aves ganan en más presencia

Cordero asado en horno de leña. :: L.R./
Cordero asado en horno de leña. :: L.R.

La estabilidad de la recuperación económica repercute en un mayor ánimo a la hora de adquirir estas piezas tan navideñas

REDACCIÓN LOGROÑO.

El cochinillo y el cordero ocupan un lugar relevante dentro de las preferencias culinarias navideñas y la campaña de este año se prevé histórica en el índice de consumo gracias a las economías domésticas que consolidan su saneamiento tras superar los años de crisis. Hay ganas de cordero y rostrizo.

En el caso del cordero, la evolución y perspectivas de mercado son similares en las diferentes zonas de producción del país. Los mataderos trabajan ahora a un ritmo de 1.000-1.500 sacrificios diarios, un incremento cercano al 400 % respecto al resto del año, lo que demuestra cómo este producto es un reclamo esencial para completar los menús de Nochebuena o Fin de Año

El consumo de carne de ave esta campaña navideña alcanzará unos niveles elevados, con una demanda creciente por platos más elaborados en los que el capón, el pavo o el pato serán protagonistas, especialmente en fechas señaladas como Nochebuena.

Fuentes de Cascajares (capón) avanzan que esperan incrementar sus ventas un 10% respecto a la Navidad anterior, con el capón relleno como el producto, un año más, más vendido. Los productos derivados del pato (como foie, magret o confit) también tienen su cita navideña, y el sector factura cerca del 40 % del total anual en estas semanas. El consumo en el hogar representa cerca del 80 % y la restauración y hostelería, el 20 % restante. Desde la Interprofesional del sector aseguran que la predilección por productos del pato se debe a su sabor y a la «multitud» de posibilidades culinarias que ofrece.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos