Álvaro Salazar VII, cocinero del Año

Gamba panxuda. :: c.c.A./
Gamba panxuda. :: c.c.A.

El jienense se impuso en 'Alimentaria'

REDACCIÓN

Álvaro Salazar, chef del Restaurante Argos (con una estrella Michelin en Port de Pollença, Palma de Mallorca) logró en Alimentaria el galardón del VII Concurso Cocinero del Año. Los cocineros Asier Alcalde, del restaurante Laia de Hondarribia (Guipúzcoa) y Rubén Osorio, del restaurante Ergo, de Miranda de Ebro, (Burgos), han quedado en segundo y tercer lugar. Los platos con los que Álvaro obtuvo el primer puesto fueron: gamba panxuda, papada, erizo, gazpacho de naranja como un aguachile y fino, como entrante; de primero, molleja de ternera braseada con remolacha y su ensahumada, y de postre umbelíferas-choc.

Como explican en 'A Fuego Lento', Álvaro Salazar nació en Linares (Jaén) en 1985. Su pasión por la cocina surgió desde muy temprana edad, y desde muy pequeño cocinaba en casa junto a su abuela Luisa. Su vocación le llevó a comenzar sus estudios de hostelería a la edad de dieciséis años en la Escuela de Hostelería de Córdoba. Realiza prácticas en 'Tragabuches' Ronda (con una estrella Michelin ), y Echaurren, justo en el momento en el que Francis Paniego recibió su primera estrella. Tras acabar este periodo decidió volver a su ciudad natal donde colaboró en la apertura y gestión de la cocina del 'Palacio del Bailio', primer hotel de cinco estrellas en Córdoba. Transcurrido un año, sus ganas de seguir ampliando conocimientos le hicieron seguir viajando y aprendiendo fuera de su tierra: Murcia, restaurante 'La Seda', junto a Jose Carlos Fuentes; Sergi Arola Gastro (dos estrellas Michelin); París (Caterings gourmets y cenas privadas ); Estocolmo y Kuwait, donde llegó a trabajar para la Familia Real. Viajes y experiencias que influyeron en su cocina. En 2015 fue seleccionado por la prestigiosa guía San Pellegrino como unos de los diez mejores jóvenes chefs de España y Portugal. Actualmente, dirige el restaurante Argos, en Puerto Pollença., un restaurante gastronómico en primera linea en el norte de la isla, donde elabora una cocina viajera pero compuesta por los productos de su entorno, donde hace tributo a la cocina mediterránea con guiños a sus raíces. El la define como cocina libre.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos