Flan de huevo casero

Ponemos leche a hervir con canela y limón. Aparte, batimos dos huevos con azúcar. Cuando ha hervido la leche, la dejamos aparte para que no esté tan caliente y vamos echándola poco a poco a los huevos batidos con el azúcar. La batimos bien y la probamos para saber si está suficientemente dulce. No deben estar dulces en exceso. Ponemos azúcar dorado en la base de los moldes, pasamos toda la mezcla por un colador fino, vamos llenando los moldes y los ponemos al baño maría a horno moderado. Tienen que hacerse muy lentamente para que no les salgan ojos. Nunca tienen que hervir.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos