La noche de los Blancos

Se degustaron tres vinos y distintas tapas. / Justo Rodriguez

Viña Ijalba celebró con gran éxito su II Noche de los Blancos de Rioja

Pablo García Mancha
PABLO GARCÍA MANCHA

Viña Ijalba celebró el pasado viernes su Noche de los Blancos, un encuentro gastronómico y social en el que la bodega logroñesa se convirtió en un foco de atracción para los amantes de la cocina en miniatura y los vinos blancos de la bodega, que es esta ocasión fueron tres de sus monovarietales: viura, maturana blanco y tempranillo blanco, que constituyen tres expresiones del trabajo que realiza esta bodega en la recuperación de suelos y variedades autóctonas.

El evento comenzó a las nueve de la noche, aunque antes los participantes en el mismo pudieron disfruta de una visita a la bodega fundada en 1991 por Dionisio Ruiz Ijalba, un edificio moderno y vanguardista, donde se da prioridad a los mejores y más actuales procesos tecnológicos en la producción de vino.

En la fiesta los vinos de Ijalba se maridaron con pinchos elaborados por Carlos, el chef del Asador Tres Tinas, de Viana. Estas fueron las delicias gastronómicas: cazuelita de risotto de rabo de toro y hongos, salpicón de marisco, tosta de pulpo y alioli, tosta de pimientos asados con anchoas de Santoña, bocatita de jamón con aceite de Ijalba y bacalao rebozado con pimientos verdes.

Además de todas estas delicias, también hubo a disposición de los asistentes a la Noche de los Blancos un abridor de ostras, mesa de quesos, chuletillas y una mesa de postre.

Viña Ijalba

Dirección.
Carretera Pamplona Km 1, 26006 Logroño (La Rioja).
Teléfono.
941 26 11 00.

Los vinos

El monovarietal de tempranillo blanco es un vino que nació como consecuencia de un proyecto I+D del estudio de una mutación del tempranillo tinto descubierto por la primera vez en 1988 por Jesús Galilea en un sarmiento único en su viñedo viejo de Tempranillo Tinto. En 1993 se plantó un viñedo muy modesto en Viña Ijalba por parte del proyecto I+D. En el 2005 Viña Ijalba elaboró el primer 100% tempranillo blanco experimental. En este proyecto hunde sus raíces un vino que es simbólico en esta bodega por todo lo que tiene ser pionero en una variedad tan importante en la DOCa Rioja. Toda la producción de Viña Ijalba Tempranillo Blanco 2015 procede de un único viñedo: Finca La Plana, en Villamediana de Iregua. Es un vino ecológico en el que el viñedo se cultiva in uso de herbicidas, ni abonos químicos, ni productos fitosanitarios de síntesis. Es un vino floral con notas tropicales.

Antes de la degustación se realizó una visita a la bodega logroñesa

Los blancos monovarietales se maridaron con diferentes pinchos

El monovarietal de maturana blanca también nace de otro proyecto de recuperación de variedades. De hecho, la maturana blanca fue una de las primeras variedades citada en Rioja en las fuentes escritas, era el año 1622. Esta variedad, casi extinguida, da lugar a un vino para el recuerdo por sus tintes dorados, su intenso aroma a frutas tropicales, su boca refrescante y su gran volumen.

Viña Ijalba blanco ‘Genolí’ es un vino con perfecta armonía. De color amarillo pálido, en el que la viura se insinúa fresca y ácida al paladar y seduce con el imponente extracto que le caracteriza.

La familia Ijalba ha seleccionado los viñedos situados en las zonas más frescas con insolaciones moderadas, la variedad Viura desarrolla el mejor equilibrio de acidez, extracto y aromas.

La velada fue un éxito y los vinos blancos de Ijalba maridaron a la perfección con la gastronomía y el buen ambiente que presidió toda la celebración.

Diferentes momentos de la noche. / Justo Rodriguez

Fotos

Vídeos