Chocolates con mucha chispa

Diferentes momentos de la cata de cavas de Grávalos y los dulces de Arnedo celebrada ayer en el hotel Los Bracos.
Diferentes momentos de la cata de cavas de Grávalos y los dulces de Arnedo celebrada ayer en el hotel Los Bracos. / Justo Rodriguez

Placer máximo en la cata de cavas de Escudero con los pasteles de 'La Clavelina'

REDACCIÓN

El hotel Los Bracos de Logroño acogió ayer una nueva experiencia Degusta, en este caso la unión de dos mundos gastronómicos sorprendentes y elegantes, la finura y el equilibrio de los vinos y cavas de la familia Escudero, de Grávalos, con la golmajería y el mundo dulce y del chocolate de la pastelería 'La Clavelina' de Arnedo.

En la experiencia se dieron la mano tres cavas y un vino, 'Bécquer', con cuatro creaciones de esta pastelería, que tiene su obrador en Quel.

Cata de cavas y dulces

Dónde.
Hotel Los Bracos. Bretón de los Herreros, 29.
Cavas y vinos.
Tres cavas de Dioro Baco (semiseco de postre, rosado semiseco, brut-nature) y el Bécquer blanco.

Como explicó Alfonso, de La Clavelina, se comenzó con un pastel en tres texturas en forma de uva combinando el cava con una cobertura pura Tanzania de 75%. Es este caso, con un cava Dioro Baco semiseco de postre. La segunda creación fue un 'Coulant' frío con película de cobertura pura de chocolate 'Clavelina' 66%, cacao y frutas tropicales. El maridaje se realizó con el Rosado semiseco, que armonizó a las mil maravillas con el delicioso postre arnedano.

FOTOS

La tercera experiencia fue un brut-nature, que se maridó con tres tabletas de chocolate ecuador 79 %. Fue una cata y combinación de los productos en diferentes predisposiciones. Los asistentes vivieron una gran experiencia.

Fotos

Vídeos