Elegancia camino de Martínez

REDACCIÓN LOGROÑO.

Jerry Thomas se encontraba atendiendo su barra en 1850 cuando llegó un viajero (no había turistas por aquel entonces) que se dirigía a la ciudad de Martínez, California, quien le dijo el clásico: «Sorpréndeme». Thomas le preparó una mezcla de ginebra, vermout, bitter y un licor de cerezas. Muchos sostienen que esta fue la primera versión de un Martini, al cual Thomas nombró Martínez, en honor al destino al que su cliente se dirigía.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos