Ecosistema saludable y tradicional

El chef Pablo Rodríguez presenta la cocina del Balneario Spa de Arnedillo en la piscina de olas de este centro turístico riojano. /Justo Rodriguez
El chef Pablo Rodríguez presenta la cocina del Balneario Spa de Arnedillo en la piscina de olas de este centro turístico riojano. / Justo Rodriguez

Somos lo que comemos es una verdad que marca la cocina balneario de Arnedillo

Sergio Moreno Laya
SERGIO MORENO LAYALogroño

Relajados y habitualmente en albornoz, los usuarios del Balneario de Arnedillo descansan tranquilos en alguna de sus terrazas después de recibir un tratamiento de aguas termales, quizás alguno de sus reparadores barros, o sencillamente tras darse un agradable baño en las aguas termales de sus dos piscinas exteriores o una tercera cubierta, dependiendo de los gustos de cada uno.

Este ritmo sosegado se rompe en la cocina de este completo espacio hotelero de Arnedillo. En sus cocinas el trabajo es intenso, pues tras el desayuno hay que preparar el turno de comidas, y después el de las cenas. Y así es durante los 365 días del año. «No cerramos ni tan siquiera en Nochebuena o en Nochevieja», explica Pablo Rodríguez, jefe de cocina del Hotel Spa TermaEuropa Balneario de Arnedillo, cuyo ecosistema gastronómico define a la perfección el tipo de servicio que ofrece cada día a sus clientes. «Nos adaptamos a todo tipo de clientes, pero tenemos muy claro a la hora de elaborar los menús que somos un lugar al que la gente viene a descansar, a relajarse, a recuperarse de alguna dolencia... y también a disfrutar de la gastronomía de La Rioja», apunta este chef gallego con más de veinte años de trayectoria en La Rioja.

De ahí que la gastronomía en uno de estos espacios de aguas termales sea tan saludable como tradicional. «Tenemos muchos platos que podrían definirse como saludable porque son bajos en calorías, con técnicas de cocina muy ligeras como el vapor, o que llevan poca sal...». Y es que saben en la cocina de este espacio de Arnedillo que «muchos de nuestros clientes vienen a cuidarse, y somos lo que comemos». Por eso, en su buffet se pueden encontrar recetas tan livianas y saludables como un cuscus con verduras de temporada, setas con pimientos, verduras cocinadas al vapor o pescados y carnes a la plancha. «Es una tendencia que va en aumento y nuestra obligación es ofrecerles a todos nuestros clientes recetas que se adapten a su forma de comprender la gastronomía... para que sientan mejor». Platos saludables para personas que desean comer muy sano, e incluso platos orientados «a aquellas personas que han tomado la decisión de ser vegetarianas, por ejemplo», explica Pablo Rodríguez.

Tradición riojana

A este balneario se acude para descansar, para relajarse, para comer sano, para recuperarse del estrés... y también para disfrutar de la cocina riojana. «Los clientes saben que vienen a La Rioja, y reconocen que en esta región se come muy bien», por eso, «tenemos la obligación de ofrecerles la cocina tradicional riojana de calidad», pues al balneario continúa siendo un punto neurálgico del turismo que lleva a La Rioja. Vascos y madrileños, sobre todo, «se acercan a descansar en nuestras instalaciones... y no dejan pasar la oportunidad de probar la cocina tradicional riojana, como unas buenas patatas con chorizo, alguna buena legumbres, las verduras de temporada o el cordero asado».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos