Degusta

La fiebre del oro pasa por La Rioja

Existen múltiples recetas en las que se puede apostar con el oro o la plata como un ingrediente con el que aportar brillo. :: o.g.
Existen múltiples recetas en las que se puede apostar con el oro o la plata como un ingrediente con el que aportar brillo. :: o.g.
  • Oro Gourmet es una empresa riojana que vende oro y plata para su uso culinario

Se trata de un leve gesto, de un remate final, de ese toque que garantiza el éxito también en la presentación. Es cierto que no aporta ni sabor ni olor, pero la vista seduce al cliente tanto como un buen sabor o un aroma agradable. Ante la vista, la plata y el oro son dos elementos indiscutibles, porque visten de lujo y elegancia cualquier creación. Ya sea en una copa de cava, ya sea sobre un bombón o una tarta, ya sean unas láminas sobre un buen trozo de paté...

La aplicación del oro y de la plata comestibles en la gastronomía es un hecho que surgió en cascada desde arriba hacia abajo. Fueron los grandes restauradores como Ferrán Adrià, Carmen Ruscalleda, Albert Roca... los que comenzaron a experimentar con este producto a la hora de rematar sus presentaciones. De ahí al segundo escalafón, al tercero... hasta convertirse en un gesto 'natural' en la cocina. Una pizca de oro o de plata, y el plato pasa a brillar.

Y con todos ellos trabaja Oro Gourmet, una empresa riojana fundada y actualmente dirigida por Mamen Martínez, que bajo el paraguas de la matriz en Alemania, comercializada oro y plata comestibles a buena parte del mundo. «Observé un nicho para establecer este negocio, arriesgué y he tenido la fortuna de hacerme un hueco», explica. No sin poco trabajo. «Todo lo contrario. Al principio fue realmente duro, fue muy complicado, pero por suerte llegué en el momento adecuado, justo cuando la cocina española comenzó a ser una referencia para todo el mundo. Los grandes de aquí comenzaron a usar el oro y la plata y por tanto me ayudaron bastante a la hora de explicar sus usos culinarios», recuerda después de ocho años de intenso trabajo, que le han permitido desarrollarse y situar sus productos en mercados tan exóticos e importantes como Omán.

El reto fue lograr todas las garantías sanitarias necesarias para poder implantar este producto en las cocinas de los restaurantes. Superó esta fase y comenzó el proceso de comercialización, que aunque complejo no fue tan duro como el anterior. «El oro y la plata como aditivo alimenticio se lleva usando muchos siglos en la cocina», constata, «aunque sigue siendo raro usarlo en la cocina». En Oro Gourmet lo comercializan a través de un packaging diferente, actualizado y muy cómodo. «Se puede espolvorear, mejorar un plato con unas láminas... de muchas formas diferentes», cuenta. «Es caro, por supuesto». 1 gramo son 120 euros. «Pero con 100 miligramos se pueden hacer miles de platos».

© larioja.com

Calle Vara de Rey número 74, bajo (26002) Logroño.
Correo electrónico de contacto digital@diariolarioja.com.

Copyright Nueva Rioja S.A.

TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:

Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.