Íkaro, orgullo del Basque

Carolina Sánchez e Iñaki Murua, en la cocina del restaurante Íkaro, de Logroño, con José Mari Aizega, director del Basque Culinary Center. :: /Justo Rodriguez
Carolina Sánchez e Iñaki Murua, en la cocina del restaurante Íkaro, de Logroño, con José Mari Aizega, director del Basque Culinary Center. :: / Justo Rodriguez

José Mari Aizega | Director del Basque Culinary Center: «Es muy bonito ver cómo nuestros alumnos van montando sus propios restaurantes»

Pablo García Mancha
PABLO GARCÍA MANCHALogroño

José Mari Aizega, director del Basque Culinary Center (BCC) y uno de los promotores de la primera universidad gastronómica de España, estuvo la semana pasada en La Rioja para conocer de primera mano el restaurante Íkaro, recientemente abierto en nuestra ciudad por dos cocineros que fueron alumnos de dicho centro docente: Carolina Sánchez e Iñaki Murua, que participaron en la segunda promoción del Máster en Cocina, Técnica y Producto.

Para ambos fue fundamental el paso por el BCC: «En primer lugar nos conocimos allí y eso fue esencial para nuestras vidas en todos los sentidos», le explicaron a José Mari Aizega, que se quedó muy impresionado por las instalaciones del restaurante: «Me habían hablado muy bien de todo el proyecto, de la singularidad al apostar por la cocina de vanguardia y de la fusión que se podía dar entre la cocina española de Iñaki y la ecuatoriana de Carolina. Todo eso por sí solo hace bastante atractiva la apuesta».

GUÍA

Restaurante Íkaro
Carolina Sánchez e Iñaki Murua
Alumnos de la segunda promoción del Máster en Cocina, Técnica y Producto y promotores y cocineros de este restaurante de vanguardia en Logorño.
Dirección
Avenida Portugal n°3. 26001; Logroño.
Telf
941 57 16 14

José Mari Aizega probó el menú degustación de Íkaro y se fue interesando por cada producto, por cada plato y por cada presentación: «La Rioja es una de las zonas gastronómicas con más tradición de España. Es muy evidente la gran presencia que tiene el mundo del vino, pero es una tierra de grandes productos, con unas verduras maravillosas, y de grandes cocineros, tal y como demuestra el hecho de que en un territorio tan pequeño haya un dos estrellas como Francis Paniego o Ignacio Echapresto, que con un modelo basado en un pueblecito tan diminuto como Daroca de Rioja, tiene una estrella muy consolidada. Por eso, es maravilloso que Carolina e Iñaki hayan dado el paso de apostar por la cocina de vanguardia en el centro de Logroño; de alguna manera se completa un tipo de oferta que hasta ahora no estaba definida claramente en la ciudad».

Aizega tiene otras referencias de la gastronomía riojana: «Me han hablado increíblemente bien de la apuesta de Kiro. Todo el mundo le llama como el japonés de Logroño. Por supuesto, conozco el trabajo del heladero Fernando Sáenz Duarte y me parece impresionante y hoy he tenido la oportunidad de descubrir algún bar de la calle San Juan, como el Tastavín, que me ha encantado».

Una de los matices que más le llamó la atención a José Mari Aizega de la oferta gastronómica de Íkaro fue el punto de terminación de sus platos: «Es un menú muy equilibrado en todos los sentidos; se percibe con total nitidez la técnica y el conocimiento profundo de los productos pero no te avasalla con dicho despliegue».

El director del Basque se sentía orgulloso: «Para nosotros es fantástico comprobar cómo el esfuerzo docente de los alumnos y del centro da sus frutos. Creo que vamos por el buen camino tanto en la formación de los profesionales de la gastronomía como en la inquietud que se les genera de cara a abrir nuevos modelos de negocio. Les auguro lo mejor», subrayó.

Fotos

Vídeos