Todos sus cocineros son robots

Boston estrena el primer restaurante del mundo con todos sus cocineros robots. El cliente pide a través de una pantalla táctil la comida que desea dentro del menú establecido. Una vez hecho el pedido, el plato se prepara mediante siete estaciones con sartenes wok completamente autónomas, que son las que cocinan el plato. Además se limpian automáticamente.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos