El buen tiempo ayuda en la 'contención' del precio de pescados y mariscos

Las pescaderías son joyerías en Navidad. :: l.R./
Las pescaderías son joyerías en Navidad. :: l.R.

Las verdudas y las hortalizas están llegando a los mercados con precios bastante «asequibles», salvo en su versión 'mini' que está de moda

REDACCIÓN LOGROÑO.

Los mayoristas de la alimentación pronostican una buena campaña de Navidad, con precios estables en relación con el año pasado -pescados y mariscos subieron un 20% con relación al año anterior-, en la que esperan vender 7.200 toneladas de pescado y marisco, y 90.000 toneladas de fruta y hortalizas. El Gremio de Mayoristas de Pescado y Marisco (GMP) prevé que el 85% sea pescado fresco y con precios similares a los de 2016, y, en el caso del congelado, los precios descenderán un 9%. Su presidente Leandro Serra ha destacado que el buen tiempo favorece la abundancia de producto fresco y contribuye a la moderación de los precios.

Los precios de congelado bajan ligeramente en la dorada de cultivo, la dorada salvaje, la merluza de palangre, el salmón y la cola de rape nacional. Por contra, sube ligeramente el calamar, y se mantienen el lenguado, la cola de rape de importación y el besugo.

Otro grupo de productos muy solicitados durante la Navidad es el de las frutas y hortalizas. Por su parte, presentarán precios «asequibles» gracias a la abundancia de producto, según las previsiones de la Asociación Gremial de Empresarios Mayoristas de Frutas y Hortalizas.

La tendencia emergente son las hortalizas de tamaño 'mini', que están extendiendo su presencia de la restauración a las mesas de los hogares. Se trata de calabacines, zanahorias, pepinos, berenjenas o pimientos en versión mini que llegan sobre todo del Levante y que cuadruplican el precio de sus versiones originales.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos