El auge del pescado cultivado

La acuicultura es el sector productivo alimentario con el mayor crecimiento en todo el mundo, casi un 10 % medio anual desde 1984. :: l. r./
La acuicultura es el sector productivo alimentario con el mayor crecimiento en todo el mundo, casi un 10 % medio anual desde 1984. :: l. r.

La acuicultura produce más del 50% del pescado destinado a la alimentación a nivel mundial con más de 110 millones de toneladas

REDACCIÓN

En el mundo ya se consume más pescado procedente de la acuicultura que capturado. Ésta fue una de las principales conclusiones del XVIII Simposio Internacional sobre Nutrición de Organismos Acuáticos y Alimentación (International Symposium on Fish Nutrition and Feeding - ISFNF), organizado por el Grupo de Investigación en Acuicultura del Instituto ECOAQUA y el Comité Científico del ISFNF, en el que se han reunido más de 500 investigadores internacionales procedentes de 43 países con el objetivo de conocer las últimas contribuciones del sector a la ciencia nutricional. El sector ya produce más del 50% del pescado destinado a la alimentación a nivel mundial, sumando algo más de 110 millones de toneladas métricas. Pescados, mariscos, algas, cefalópodos y otros productos acuáticos son muy importantes como fuente de proteína en la alimentación humana y, además, aportan fósforo, calcio y, sobre todo, omega-3. Hay muchos estudios que demuestran que una alimentación a base de pescado, y en particular de omega-3, reduce el riesgo de padecer multitud de enfermedades tales como diabetes, patologías de origen cardiovascular, diversos tipos cáncer, y también enfermedades de origen neurológico como el Alzheimer y otros tipos de demencias.

En el mundo existen alrededor de 567 especies acuáticas que se cultivan actualmente, lo que representa una enorme riqueza de diversidad genética dentro y entre las especies marítimas y fluviales. La acuicultura la practican tanto los agricultores pobres de los países en desarrollo como diferentes empresas multinacionales.

Los nuevos hábitos de consumo y las preferencias de los consumidores están abriendo una oportunidad a la producción ecológica acuícola, que está regulada a través de una normativa específica que busca como prioridad el bienestar animal y la inocuidad medioambiental.

Las ayudas específicas para su desarrollo, y la buena imagen de la que goza en determinados países del norte de Europa este subsector emergente la están convirtiendo en una atractiva alternativa para el pequeño productor convencional.

España, con un consumo medio de 42 kilos de pescado por persona y año, está muy por encima de las cifras mundiales, que se sitúan en unos 20 kilos anuales. Es evidente que la demanda global no va a parar de crecer y son necesarias alternativas a las capturas tradicionales.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos