LA 'ALIÑADA' VUELTA AL COLE

«Era increíble. La pena que me daba tener que volver al colegio después de un largo verano», recuerda Dámaso Navajas. «Era una tristura enorme. Lo pasaba fatal». Pero no le quedaba otra que superarlo. «Había que llevarlo como se podía». Tendrá que volver al restaurante tras quince días de descanso. «Y de crío me ayudaba mucho estar en la calle, ya en septiembre y octubre y oler cómo asaban pimientos. Es cierto que ya estábamos en el cole, pero no sé, ese olor me animaba mucho».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos