ALIMENTACIÓN EN SILENCIO

Los datos del del informe 'Alimentación, Sociedad y Decisión Alimentaria en la España del siglo XXI' presentan una sociedad con unos hábitos alimentarios estables, que realiza tres comidas principales y come mayoritariamente en compañía de la familia, dos aspectos muy importantes y positivos en el día a día de los españoles, según constata este informe. Pero al mismo tiempo preocupa la poca socialización de los jóvenes en este sentido.

La suya es «la alimentación en silencio», según el profesor Gregorio Varela, porque desayunan, comen y cenan viendo la televisión y el móvil, y esa forma de comportarse está asociada al sobrepeso porque les interesa más lo que hay en la pantalla que lo que está comiendo en ese momento.

Es un modelo que se aleja del importante concepto mediterráneo, reconocido como patrimonio cultural y material, y que conlleva una tendencia a ser «más sedentario», a un «exceso de peso corporal y a una menor variedad de los alimentos que se incluyen en el modelo alimenticio».

Preocupa que los jóvenes desayunen, coman y cenen mirando el móvil. Es un modelo que se aleja del concepto mediterráneo, y agudiza el sobrepeso

Pese a que se sigue controlando el gasto en alimentación, sobre todo a través de la compra de productos de distribución (marcas blancas) y establecimientos más baratos, parece haber una incipiente superación de la reciente situación de crisis, según este especialista.

Y eso se refleja a través de un «tímido» incremento en el gasto en alimentación, una mayor frecuencia de compra de productos frescos y más tiempo invertido en realizar la compra habitual. Es aquello de que se nota mayor alegría.

 

Fotos

Vídeos